miércoles, 5 de julio de 2017

Patria

"Mentira. Hacia las cinco de la tarde, al salir de la biblioteca, oyó: ha habido un atentado. Alguien, a su espalda, preguntó: dónde."  páx 143
"Por los días en que el niño se recuperaba del atropello de la furgoneta, Arantxa tomó la costumbre de ir a la biblioteca municipal en busca de lectura para él."  páx 182
"Como en las películas. En serio. Gorka salió de su casa a media mañana para dirigirse a la biblioteca. Un sábado. Con lo tranquilo que estaba. Cielo azul, pocas nubes, buena temperatura."  páx 244
"Pasó por delante de la carnicería de Josetxo. ¿Sabrá este que su hijo y mi hermano están en apuros? Y de la biblioteca, sin los libros que pensaba solicitar, salió por una puerta lateral que daba a un callejón." páx 246
Patria; Fernando Aramburu. Tusquets
Aportado por JMV

jueves, 29 de junio de 2017

Culpa

"La Orden de los Iluminados fue fundada el 1 de mayo de 1776 por Adam Weishaut, profesor de Derecho Canónico en la Universidad de Ingolstadt. Por aquel entonces los alumnos de los jesuitas eran los únicos que tenían acceso a las bibliotecas, algo que Weishaupt quería cambiar."

Ferdinand Von Schirach. Culpa, editado por Salamandra no 2012.Páxina 25. Aportado por Anxo

lunes, 26 de junio de 2017

La historia del perro

Su biblioteca, que era grande, estaba situada en la zona que colgaba sobre el agua. páx 51
¿Recuerdas a Tom? ¿El eterno doctorando? ¿Y que acabó luego como bibliotecario en la biblioteca jurídica? páx 92
Otros muchos bibliotecarios seguramente habrían preguntado, o al menos lo habrían pensado en silencio, para qué quería algo así un juez de quiebras en Austin. páx 93
Ahora he empezado a ordenar las revistas de la mesa baja del cuarto de estar, algo por lo que nunca antes me había preocupado. The New Yorker en una pila, con sus alegres portadas; The American Bar Journal, en otra, entre los Texas Monthly y los The New York Review of Books. Inmediatamente la cosa parece más ordenada, casi como en una biblioteca. páx 191
La historia del perro; Lars Gustafsson. Ed Akal. Aportado por JMV

lunes, 29 de mayo de 2017

No llorar

"Don Jaume era una lumbrera, me dice mi madre.
Se pasaba horas encerrado en su biblioteca, y para Montse, que nunca había visto a nadie a su alrededor que se entregase a la lectura por mero placer, aquella ocupación lo aureolaba con un prestigio que la dejaba de piedra."
LYDIE SALVAYRE, No llorar. Anagrama, Barcelona, p.152. Aportado por U-topía

lunes, 3 de abril de 2017

Morena, perigosa e románica

"Polo que me explicaran os meus amigos, o máis probable era que a aquelas horas atopase a banda en cuestión zanfoneando ben pola praza da Princesa, ben polos soportais da praza da Constitución, ou, no seu defecto, en calquera dos moitos bares que hai entrambas as localizacións.
-A Biblioteca Central pódela aforrar! - advertira con retranca Alberto." Páxina 54

"-Está claro que vostedes, dama e cabaleiros, descoñecen este datos que lles vou dar, pero asegúrolles, señores, que até o máis despistado dos composteláns sabe que o Botafumeiro non se garda na catedral. No templo en si mesmo, quero dicir, senón na súa biblioteca.
-E quen lle dixo a vostede que estabamos informados desa particularidade, eh? -retrucou Atila máis a xeito de protesta que de resposta-. Por suposto que sabiamos que o Botafumeiro se gardaba aí, na.... Na...
As palabras do ideólogo do grupo quedaron penduradas no ar, e Panerola saiu ao seu rescate.
-Na biblioteca.
Sorrín."

......


"-Non lle vou negar que tempo atrás a cousa igual si era así de sinxela. Pero amigo, deixe que lle aclare algo: duns anos a esta parte o asunto complicouse unha miga. Especialmente logo que un dos electricistas do cabido confundise a catedral coa biblioteca municipal e decidise levar "prestado" o Codex Calixtinus". Páxinas 86 e 87

Morena, perigosa e románica de Pedro Feijoo, editado por Xerais no 2015. Aportado por Anxo

viernes, 17 de marzo de 2017

Windy habla

Estuve mucho tiempo en la biblioteca de la universidad. Ordenaba libros en el turno de tarde. Fue entonces cuando conocí a muchos de los profesores que vienen por aquí.
páx. 53
¿Puede imaginarse el señor catedrático que de jovencita trabajé realmente en la Biblioteca?
Sí, en la grande. ¿Dónde si no?
Estaba en la Biblioteca, en el departamento de catalogación, en un lugar donde casi todos los demás eran japoneses, leían libros japoneses, hablaban japonés en los descansos; pero no eran libros japoneses lo que yo catalogaba.
Páx 58
¿Winnicott? No, no le volví a ver nunca más. Desde que se marchó a California. Ni siquiera sé si escribió otros libros. Antes solía sacar libros de la biblioteca, de la biblioteca municipal. En América desaparece mucha gente.
Páx 77
Windy habla; Lars Gustafsson. Akal Literaria.Aportado por JMV

Robert Morin (bibliotecario)

"Durante su vida, el bibliotecario Robert Morin fue ahorrando cada dolar de su sueldo. Solo gastaba lo necesario para vivir de una manera modesta.... Tan austero fue que cuando falleció el pasado año, tenía ahorrado nada más y nada menos que 4 millones de dólares.
Su última voluntad fue dejar esa cantidad de dinero a la universidad en la que desempeñó su oficio de bibliotecario y que esta utilizará para comprar nuevos libros, en un programa de becas para estudiantes sin recursos."


Este anaco con biblioteca é unha excepción ás entradas habituais deste blog, está sacado da revista Infobibliotecas nº 19, enero/marzo 2017, páxina 7. Aportado por anacosconbiblioteca.